Saltar al contenido
Turhistórico

El Escorial por dentro

El Escorial por dentro: todo lo que necesitas saber del Monasterio

Si estás pensando visitar el Monasterio de El Escorial por dentro, es posible que te hayan surgido algunas dudas… y es normal, hablamos de un complejo monumental Patrimonio de la Humanidad, de más de 30.000m 2 y con más de 500 años de historia. ¿Por dónde empezar?

Quizá lo mejor para descubrir El Escorial sea hacer una visita guiada con un guía especialista, pero por si acaso, aquí te dejo algunas claves para comprender mejor este lugar que alberga una basílica, dos palacios, un colegio, una de las mejores bibliotecas del mundo o dos panteones…entre otras muchas cosas.

¡Vamos allá!

Historia del Monasterio

Para empezar, un poco de historia.

Corrían los inicios del siglo XVI, cuando un fraile inocentón llamado Martín Lutero montó en la ciudad alemana de Wittenberg el mayor lío que se recordaría en siglos en la Europa occidental: la Reforma Protestante.

Este muchachote no estaba nada de acuerdo con la compraventa de bulas e indulgencias que se venía practicando en la iglesia católica y además, no consideraba necesario ningún intermediario entre Dios y los hombres, lo que dejaba fuera de combate el culto a la virgen y a los santos.

La respuesta de los reinos católicos no se hizo esperar: todo el sur de Europa, capitaneado por Felipe II, el rey de España, montó un concilio en Trento y así nació la Contrarreforma.

¿Qué hay dentro de El Escorial?

Aquí tienes algunos artículos con las partes más representativas del Monasterio de El Escorial, para que tu visita al interior sea perfecta.

Biblioteca del Escorial

Biblioteca de El Escorial

Retablo del altar mayor, basílica del Escorial

Retablo mayor de El Escorial

Bóveda Plana

La bóveda plana de El Escorial

¿Quién mandó construir El Escorial?

A estas alturas de la película, Felipe II necesita un golpe de efecto, una declaración de intenciones contra los malvados luteranos y ¡mira tú por donde!, hace solo unos años que ha muerto su padre, el emperador Carlos V y que ha vencido a los franceses en la batalla de San Quintín… así que Felipe tiene un 3×2 en motivos para construir el Escorial: conmemoración de la batalla, construcción de un mausoleo para la casa de Austria, y declaración de intenciones de la Contrarreforma.

¿Cuánto duró la obra?

La Obra del Escorial
La Obra del Escorial (21 años)

Ok, ya sabemos que fue Felipe II quien mandó construir el monumento, y ya sabemos por qué lo hizo, pero, ¿cuánto duró la obra del Escorial?, ¿de verdad fue tan largo el proceso?

Para que te hagas una idea, en la obra llegaron a participar más de 3.000 personas, entre albañiles, carreteros, picapedreros, pizarreros y otros oficios auxiliares, y la broma le costó a las arcas públicas la friolera de ¡6,2 millones de ducados! (una pasta).

Fueron 21 años de trabajos, desde la colocación de la primera piedra en 1563, hasta que se puso la última piedra en el Patio de los Reyes en 1584 (aún visible a día de hoy…siempre que sepas dónde mirar)

Pero… ¿Quiénes hicieron todo esto posible?

¿Quién construyó El Escorial?

Juan de Herrera siempre se lleva todo el mérito de haber sido el arquitecto de El Escorial, pero el gran olvidado es Juan Bautista de Toledo, el verdadero diseñador del proyecto.

Seis años después del inicio de la obra, Juan Bautista murió y fue su discípulo Herrera el que siguió encargándose de los trabajos, y lo hizo tan bien, que terminó creando un estilo propio, el Herreriano: un estilo marcado por la sobriedad, la desornamentación y la línea recta.

Pero Juan de Herrera, antes que nada, era matemático, por eso el Escorial es tan impresionante y distinto a cualquier otra cosa: no es la obra de un artista, sino el sueño húmedo de un geómetra, de un científico.

Tampoco podemos olvidar a Fray Antonio de Villacastín, uno de los miembros de la orden de los Jerónimos que trabajó como jefe de obras, y que llegó incluso a ser el interlocutor favorito del rey mientras duró la construcción.

¿Quién está enterrado en El Escorial?

Como ya sabes, Felipe II construye El Escorial, entre otras cosas, como mausoleo para su padre, Carlos V, para sí mismo, y para todos los reyes que vengan detrás.

En El Escorial hay dos panteones, el de infantes y el de reyes.

En el Panteón de Infantes están enterrados todos los miembros de la casa real que no tienen derecho a la sucesión al trono (recuerda que en España solo hay un príncipe, el de Asturias, que es el heredero al trono, todo lo demás son infantes).

Por otro lado, en el Panteón de Reyes, descansan los restos de todos los reyes (y madres de reyes) desde Felipe II hasta hoy, con algunas excepciones, como Felipe V, Fernando VI, o Amadeo de Saboya.

Panteón de Reyes
Panteón de Reyes

¿Pensando en visitar El Escorial?...