Saltar al contenido
Turhistórico

4 secretos y curiosidades que no conocías de la Plaza de Ramales

Plaza de Ramales: Lo que está oculto a simple vista

La Plaza de Ramales es uno de los lugares más desconocidos del Madrid de los Austrias, una plaza de paso en la que no solemos fijarnos, que sin embargo guarda algunos de los secretos más interesantes del barrio, y que, si sabes dónde mirar, te dejará sin palabras.

Templos desaparecidos, vecinos famosos, batallas históricas, antiguos sistemas de administración… todo eso y más es la Plaza de Ramales.

¿Dónde está la Plaza de Ramales?

En pleno barrio de los Austrias encontrarás esta maravillosa plaza, un verdadero rincón de tranquilidad en pleno centro de Madrid. Te dejo el mapa con la ubicación exacta.

Travelers' Map is loading...
If you see this after your page is loaded completely, leafletJS files are missing.

Plaza de Ramales ¿de dónde le viene el nombre?

La Plaza de Ramales debe su nombre a una famosa batalla librada en 1839 durante la Primera Guerra Carlista en la localidad de Ramales (Cantabria).

En ella se enfrentaron las tropas liberales comandadas por Espartero y los partidarios de Carlos María Isidro bajo las órdenes de Rafael Maroto.

Pero esto es historia moderna (hablamos del siglo XIX), y lo realmente interesante de esta plaza está muy relacionado con su antiguo nombre: la Plaza de San Juan.

Resulta que, de alguna manera, el cambio de nombre se lo debemos a José Bonaparte, más conocido Madrid como “el rey plazuelas”.

Durante el reinado de José I (hermano de Napoleón), entre 1808 y 1813, la estructura urbanística de Madrid sufrió grandes cambios.

Este rey era muy aficionado a demoler edificios históricos (fundamentalmente conventos), para ensanchar la ciudad y crear amplios espacios abiertos a imagen y semejanza de París.

De ahí que el pueblo terminase llamándole “el rey plazuelas”.

Parroquia de San Juan Bautista ¿qué había antes en la plaza?

Plaza-Ramales
Trazado de la Iglesia de San Juan en las baldosas del suelo

Pero, ¿qué había en la Plaza de Ramales antes de la llegada de José I?

Pues resulta que, exactamente en este lugar, se encontraba la parroquia de San Juan Bautista, una de las más antiguas de Madrid ya mencionada en el fuero de 1202, y que probablemente rivalizaría en antigüedad con las parroquias de San Nicolás de Bari y San Pedro el Viejo.

Hoy en día, en mitad de la plaza, junto a unas vidrieras en el suelo que protegen los restos de uno de los muros de la iglesia (y un antiguo silo de trigo anterior, de época musulmana) verás unos curiosos bancos con forma semicircular.

Son en realidad una representación del ábside de la iglesia, y junto con el contorno que dibujan las baldosas del suelo, ayudan bastante a hacerse una idea del tamaño y la disposición original del templo.

Esta iglesia fue particularmente interesante entre otras cosas porque era la parroquia del Alcázar, por lo que acogía a los feligreses más distinguidos de Madrid.

¿No te lo crees?, sigue leyendo.

Vecinos famosos de la Plaza de Ramales

Placa-Plaza-Ramales
Diego Velázquez está enterrado en algún lugar de la Plaza de Ramales

El 7 de agosto de 1660 fue enterrado en una de las capillas de la desaparecida Iglesia de San Juan Bautista (la de la orden de Santiago) Diego Velázquez, pintor de Cámara de Felipe IV.

De hecho, si paseas por la plaza hoy en día podrás encontrar en el centro una columna-homenaje al pintor, con la Cruz de Santiago en lo alto.

Además, cuando veas los azulejos donde está escrito el nombre de la Plaza de Ramales, no verás alusión alguna a la batalla de la que toma el nombre, sino un dibujo que representa a Velázquez con su característica cruz de Santiago roja en el pecho.

Además, en la Iglesia de San Juan fue bautizada Margarita María Teresa de Austria, hija de Felipe IV.

Collaciones: divisiones administrativas medievales

Antes te he comentado que la desaparecida iglesia de San Juan Bautista era una de las mencionadas en el fuero de Madrid.

Cabe destacar que, en aquella época, las parroquias eran la cabeza de una unidad administrativa llamada “collación”, y que, por lo tanto, cuantas más parroquias (y collaciones) tenía una ciudad, más importante se consideraba.

En el fuero de Madrid de 1202 aparecen mencionadas 10 parroquias, lo que nos da una idea de que ya en aquella época, en plena Edad Media, Madrid era ya una población de cierta importancia.

Al ser la iglesia demolida en el siglo XIX como parte de un proyecto para ensanchar la calle Arenal, sus funciones fueron absorbidas por su vecina, la Iglesia de Santiago, que desde entonces se conoce como “Iglesia de Santiago y San Juan Bautista.

Como ves, la Plaza de Ramales es uno de esos lugares tan especiales de Madrid en los que podemos encontrar cientos de años de historia concentrada en un puñado de metros cuadrados: solo hace falta saber dónde y cómo mirar.

Desde los antiguos silos de cereal medievales, hasta las batallas de las Guerras Carlistas en el siglo XIX, pasando por la desaparecida iglesia que acogía a las personalidades más distinguidas de los reinados de Austrias y Borbones.

Sin duda, uno de esos rincones que merecen unos minutos en nuestros paseos por Madrid.

¿Seguro que conoces la ciudad?